Asumo que a estas alturas estamos todos hasta el moño/gorro/tupé del maldito SARS-CoV-2 del carajo. Vamos, que ya sólo faltaría que una fábr...

LO QUE LE HARÍA AL CORONAVIRUS

Asumo que a estas alturas estamos todos hasta el moño/gorro/tupé del maldito SARS-CoV-2 del carajo. Vamos, que ya sólo faltaría que una fábrica hiciera fideos con la forma del coronavirus para decir que lo tenemos hasta en la sopa. Encima, se parece bastante a un político corrupto; o sea, cuanto más lo investigan, más maldades le encuentran. Mi cerebro, por lo tanto, decidió ponerse creativo al respecto, y de pronto se me ocurrió lo siguiente: ¿qué tal si el condenado virus fuera, digamos, del tamaño de una pelota de fútbol, y con suficientes terminaciones nerviosas como para que pudiera sentir dolor? Aparte de que ya no conseguiría infectarnos, ¡eso nos permitiría vengarnos de él por tantos fallecimientos y cuarentenas!

Aquí va, pues, la lista de cosas terribles que le haría si pudiera, ¡ya que definitivamente merece todo eso y mucho más!:

pisotearlo hasta morir con botas bien pesadas
regalarlo como juguete a gatos bien sádicos
reventarlo con un garrote lleno de pinchos
dispararle en el aire como si fuera un dron espía
patearlo en una cancha aunque no me guste el fútbol
cocinarlo con un lanzallamas
obligarlo a escuchar los discursos de AMLO
arrojarlo a las pirañas
aplastarlo lentamente con una aplanadora
electrocutarlo hasta que quede bien frito
alimentar con él a Audrey II
explotarlo en el microondas
ejecutarlo con un garrote vil
ponerle canciones de Arjona hasta que muera de asco
machacarlo con el martillo de Thor
machacarlo con un simple mazo de construcción *
entregarlo a los cenobitas para su tortura
quemarlo con ácido sulfúrico
echarle los maleficios Cruciatus y Avada Kedabra

* Dado que, conociéndome, muy probablemente no sería capaz de levantar a Mjölnir. Tal vez mi Donaldito sí podría. Mi unicornio, pues no. Aunque no fuera tan travieso, tiene cascos en lugar de manos.


¿Qué le harían ustedes al coronavirus? ¡Se aceptan más sugerencias! (pero no escriban nada demasiado gráfico porque éste es un blog más o menos apto para todo público, gracias).

G. E.

PD: Les puse todos esos colores a las pinches partículas virales gigantes porque, total, no discriminan a nadie según su identidad de género u orientación sexual. Lo cual es un incordio, en realidad, pues sería genial que infectaran más bien en forma específica a las personas dañinas de este mundo, como los narcotraficantes, Nicolás Maduro o quienes cazan animalitos en peligro de extinción.

8 comentarios:

  1. Dejarlo a solas con una mantis religiosa, que sé que tienes predilección por esos animalitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uh, sí, que se lo coma en forma lenta y dolorosa! ¡Buenísima la idea, gracias! >:-)

      Eliminar
  2. Alguna fatality de Mortal Kombat estaría bien. Como congelarlo, parece que no le gusta el frío, y quebrarlo con algo.
    Me gusta tu lista de represalias. Me gusta lo segundo. Por lo que se sabe los gatos son inmunes, se pueden reír de ese engendro. Y como son cazadores, Hasta la vista, baby.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenísimo! Vamos a buscar el nitrógeno líquido y los martillos, pues :-D ¡Besos!

      Eliminar

Ir arriba