INCOMPATIBLES - Ella quería conquistar al cerebrito de la clase. Él estaba determinado a ignorarla... hasta que descubrió su secreto. UNA RELACIÓN PERFECTA - Historias románticas contemporáneas con un poco de arte en cada una. BESO ROBADO - Lina conoce a dos bailarines de ballet: uno que le gusta... y otro que hará de todo para conquistarla. LOBO DE LUNA - La amistad inquebrantable entre una criatura del bosque y un lobo de otro mundo. EL REY Y EL PÁJARO BLANCO - Había una vez un joven rey y un ave blanca con un secreto extraordinario. CORAZÓN DE VERANO - Una niña elfa invernal le compra a un mercader algo que cambia todo su mundo: un hada del verano. RELATOS DE AMOR Y SANGRE - A menudo el amor sale terriblemente mal... AMOR SANGRIENTO - Él está muriendo de un cáncer terminal. Ella tiene un secreto escalofriante. OSCURA SALVACIÓN - Historias sobre amor y salvación... plagadas de horror y oscuridad. Haz clic en las portadas para leer las muestras gratuitas. Ve a la página SOBRE MIS LIBROS para ver todo mi catálogo. ¡Gracias por apoyarme!

10 de julio de 2019

DEFENDIENDO A LA NUEVA SIRENITA

(No pensaba escribir este artículo, pero viendo la controversia que ha generado el asunto, a estas alturas me parece necesario, así que aquí voy.)

Todo empezó cuando vi en Twitter que "Ariel" estaba en mi lista de tendencias. Mi primer pensamiento fue "ha de ser que ya han seleccionado una actriz para la remake de acción real". Luego vi las fotos de Halle Bailey y me sorprendí por, no sé, un minuto antes de decir "ah, 'tá bien", pero al mismo tiempo pensé "la que se va a armar". Y no me equivoqué.


Voy a retroceder un poco en el tiempo para explicar mi propia historia con el personaje de Ariel. Yo era bastante chica cuando salió la película, así que quedé entusiasmadísima y durante un tiempo estuve algo así como obsesionada con el personaje. La dibujé tantas veces que, incluso en la actualidad, soy capaz de hacer un boceto de Ariel en pocos minutos. Diablos, incluso tuve en mis paredes durante años un enorme póster de la película.

Así era el póster. Tiempo después lo reemplacé por uno de la película Aladdín porque soy así de adulta, je je. También tengo uno de El rey león.

¿Adónde quiero llegar con todo esto? Simple: a que a mí me encantaba Ariel, por el personaje en sí, su historia y su diseño.

Hoy en día pienso que Ariel es demasiado tonta para vivir (expliqué por qué en este otro artículo), pero me sigue gustando el resto de la película y todavía me sé de memoria todas las canciones de la banda sonora.

Dicho lo anterior, NO ME MOLESTA EN ABSOLUTO QUE VAYAN A CAMBIARLE EL ASPECTO A ARIEL. Y tampoco me importan los motivos (económicos, obviamente) por los que la compañía decidió elegir una actriz negra en lugar de una actriz blanca y pelirroja para el papel (o una actriz blanca con el pelo teñido de rojo, como pasa bastante a menudo).

Aquí está la razón por la que no me molesta en absoluto: esto va a ser muy importante para todas las niñas de piel oscura que irán a ver la película nueva.

"Pero... ¡las niñas negras ya tienen a Tiana, de La princesa y el sapo!", han dicho algunos. Y "¡Disney podría crear nuevas princesas de color en lugar de cambiarle el aspecto a una que ya existe y que es tan reconocida por su aspecto físico!", han dicho otros. A ver, Tiana es UNA princesa. UNA. No era negra en el libro, además. Y por si fuera poco... pasa la mayor parte de la película convertida en una rana. O sea, de todas las princesas de Disney, justo le toca a la de color asociarla con una criatura que no suele ser considerada agradable (a mí me encantan las ranas, sin embargo).

Una vez más, retrocedamos un poco en el tiempo. Los Estados Unidos tienen una PÉSIMA historia en cuanto al racismo. Disney, como compañía, no era de lo peor... pero tuvo unos cuantos momentos cuestionables.

Por decirlo en forma sencilla, al parecer Walt Disney no era activamente racista pero sí mega súper insensible en cuanto a las cuestiones raciales (y de clase social, además). Los estereotipos raciales no le parecían ofensivos. Era el mundo en el que había crecido, lo veía como algo normal y no daba mucha bola cuando alguien le señalaba que los estereotipos raciales no eran buenos para las personas representadas. En cierto modo esta ceguera TAMBIÉN es un tipo de racismo: consideras que la persona afectada no debería ofenderse porque no te estás poniendo realmente en su lugar. (Conozco mucha gente así: desdeñan los sentimientos de las minorías ofendidas porque no son parte de dichas minorías... pero vaya que te saltan encima cuando les pisas SUS callos, metafóricamente hablando.)

En la película Fantasía tuvieron que editar unas cuantas escenas para deshacerse de un estereotipo racial particularmente ofensivo.

¿Han visto la película? ¿Recuerdan a una niña centauro negra con un girasol en la cabeza? YO NO. No vi a esa niña en la tele, ni en el cine, ni en mi copia de la película en VHS. La habían borrado como para hacer de cuenta que ni siquiera había existido en primer lugar. Menos mal que hoy en día la evidencia está en Internet.



(Es posible incluso que se tratara de dos niñas, a juzgar por el sutil cambio de peinado, pero queda la duda porque no es raro que haya inconsistencias en las películas animadas.)

Porfa, díganme que ustedes también entienden por qué estas imágenes son problemáticas. Yo me quedé un poco de piedra cuando las vi. Más adelante en la secuencia del Monte Olimpo aparecen dos centauros negras con pelaje de cebra que la compañía decidió no borrar. Muy guapas, sí... pero al servicio de Baco.



(Me encanta el "burricornio".)

Al final, ¿qué es lo que presenta la película? Un grupo de mujeres centauro a quien acicala... una centauro negra con todo el aspecto de pertenecer a una clase social más baja. No hay ninguna centauro negra entre las que se están acicalando (vale, todas tienen colores de piel raros así que no son técnicamente blancas... pero sus rasgos faciales y cabelleras son sin duda caucásicos). Las mujeres centauro negras aparecen recién más adelante, como sirvientas de una criatura que esta vez sí es de piel blanca.

Palma golpea frente. QUÉ VERGÜENZA, Walt. Vergüenza. Vergüenza. [Insertar campanadas de la septa Unella.]

La cosa podría haberse quedado aquí, pero la compañía Disney tuvo que sepultar UNA PELÍCULA ENTERA por acusaciones de racismo: Canción del sur. No está ambientada en la época de la esclavitud ni es tremendamente racista, pero decidieron guardarla porque perpetúa la idea de que el lugar para la gente de color es estar contenta al servicio de gente blanca. Walt Disney decidió ignorar a sus asesores, y largó esta película en plena lucha de la comunidad negra por los derechos civiles. Hubo protestas en la entrada de los cines.

Y bueno, también tenemos el caso de Dumbo. Los estereotipos raciales en Dumbo no son particularmente negativos, ya que muestran a gente de piel oscura trabajadora (los empleados del circo) y a los cuervos (quienes ayudan a Dumbo). Sin embargo, el líder de los cuervos se llama Jim Crow. "Jim Crow" también era el apodo que en su momento se dio a un conjunto de leyes que reforzaban la segregación racial en Estados Unidos. Menuda bofetada ponerle un nombre así a un cuervo que encima era un estereotipo racial.


Cuando era niña, todo esto me pasó por encima de la cabeza, obviamente. Yo no sabía que los cuervos eran un estereotipo racial, tanto por el doblaje latinoamericano como por mi falta de conocimiento sobre las leyes racistas de los gringos. A mí los cuervos me caían bien porque eran súper buena onda y ayudaban al elefantito en desgracia.

De todas maneras, Floyd Norman se convirtió en uno de los primeros animadores negros de Disney gracias a la película Dumbo. Floyd vio la peli siendo un niño y descubrió así su vocación. (Menciono este detalle para reafirmar lo que puse arriba sobre que al parecer ni Walt Disney ni la compañía en sí fueron activamente racistas. En las entrevistas, Floyd dijo que a Walt "nunca le importó su color", así que bien por el viejo Walt.)

Tuvieron que pasar varios años para que la compañía Disney moderara los estereotipos raciales, y varios años más hasta que por fin tuvimos esto:


Una princesa Disney negra. Con la meta de tener un negocio propio. Inteligente, hermosa, hábil, divertida. Un excelente personaje con el que las niñas negras podrían identificarse muy fácilmente. Y no, no me digan que "uno puede identificarse con personajes de cualquier color". Es muy fácil largar eso cuando tu color de piel (o tu textura de pelo, puestos en ello) nunca ha tenido problemas de representación en los medios.

Resumiendo: casi toda la industria cinematográfica gringa le ha fallado históricamente a la gente de color en su país, ya sea pintando de negro a actores caucásicos, representando en forma negativa a los negros (piensen en la muchacha que ayuda a Scarlett en Lo que el viento se llevó) o dándoles solamente papeles secundarios, nunca protagónicos. Para la gente de color, la teniente Uhura de Star Trek tuvo una importancia tremenda en su momento (una mujer negra en el puente de mando, toda una novedad), por no hablar del Óscar que recibió Sidney Poitier en 1963. De ahí en adelante la cosa fue mejorando... con cuentagotas, y gracias a la presión constante por parte de las personas afectadas. (Esto también se vale para la representación femenina en general, si bien el problema no era tan grave como el de la representación racial.)

¿Se entiende un poquito mejor por qué la representación es un tema particularmente sensible para la comunidad negra estadounidense? ¿Y por qué NO ES LO MISMO pasar un personaje de blanco a negro que vice versa?

Pero bueno, volviendo a Ariel: como puse arriba, muchos también se están preguntando por qué la compañía simplemente no creó una princesa negra nueva en lugar de cambiarle el color a una ya existente (lo cual sería mucho mejor, en realidad). Me da que la respuesta es que se trata de una apuesta relativamente segura desde el punto de vista financiero. Yo paso de las remakes de acción real (las he visto pero en el cable, y no más de una vez), pero todas ellas han sido rentables a pesar de su cuestionable calidad narrativa. La gente VA A IR A VER la nueva película. Y miles y más miles de niñas de color van a tener una princesa sirena con la que se podrán identificar mejor. Una segunda princesa Disney negra que las hará sentir un poquito más aceptadas en un mundo que demasiado a menudo les dice que su color y su textura de pelo no son bonitos ni deseados, incluso hoy en día.

En lo que a mí concierne, esto es UN MILLÓN DE VECES MÁS IMPORTANTE que el deseo de que la Ariel animada nos coincida con la Ariel real a quienes crecimos con la película vieja. Y total, la Ariel "vieja" no se va a ir a ninguna parte. Corten un poco con lo de "¡Disney, estás destruyendo mi infanciaaaaa!", que queda bastante ridículo viniendo de gente adulta. Repitan conmigo: "el cambio es bueeeeeno, el cambio es bueeeeeno, no soy Sheldon Coooooper" :-) Ah, y corten también con el rollo de "Disney está discriminando a la pelirrojas". Ahora mismo, aparte de la Ariel vieja, las pelirrojas tienen a Mérida, la vaquerita Jessie, Giselle, Kim Possible e incluso Sally, de la película Pesadilla antes de Navidad. No veo problemas de representación ahí, gente, sorry.

Ahora sólo espero que la remake sea hermosa y que la nueva Ariel tenga bastante más cerebro que la anterior :-D

(Decidí incluir en el dibujo a la centauro de Fantasía, ya crecidita, porque la pobre merecía algo mejor que ser borrada de la existencia.)

G. E.

PD: En este artículo usé varias veces la expresión "representación racial" simplemente para hacerme entender. En realidad es inadecuado, desde el punto de vista biológico, hablar de "razas" humanas. Esto no lo digo yo, lo dicen quienes han estudiado el tema.

PPD: Muchos artistas se han sumado al carro para defender a la nueva sirenita. Pueden ver sus ilustraciones aquí.

PPPD: El dibujo de la centauro y la nueva sirenita me dio bastante trabajo, así que espero que les guste :-) Quizás debería hacer una versión más grande, coloreada en forma realista, para regalar como fondo de pantalla, ¿qué les parece la idea?

¿Buscas más entretenimiento? Haz clic AQUÍ para echar un vistazo a mis libros. ¡Cada compra me permite seguir escribiendo! ¡Gracias!
-----

Si te gustó este artículo, ¡compártelo en tus redes sociales! ¡Gracias!

6 comentarios:

  1. Está claro que sos una buena dibujante. Me gusta como dibujaste a la centauro y a la sirenita.

    Hay personajes que pueden cambiarse el color de piel, sin que desvirtue las características de un personaje. Es el caso de Nick Fury. Con Samuel Jackson funcionó.
    Otros personajes no tanto. No imagino una Black Canary morena. Como tampoco imagino a una Vixen que no lo sea (heroínas de DC).

    Vi en una red social que Bella Thorne habría sido muy adecuada, siendo incluso pelirroja.

    Un tema que está pasando con las adaptaciones de comic de superhéroes es que no se respeta el fixit to rol con los personajes que son pelirrojos. Como Iris y Wally West en la serie Arrow.
    También han sufrido discriminación, burlas por el color del pelo, sobrenombres molestos. Se los puede considar una minoría. No estaría mal un personaje con que indentificarse para las niñas pelirrojas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y el comentario :-) Lo que pasa con este tema es que casi todas las historietas viejas y las películas originales están protagonizadas en una descarada mayoría por gente blanca. ¿Entonces qué hacemos? ¿Negar la participación a la gente de color (que realmente necesita la representación) para mantenernos fieles al diseño de personajes que ni siquiera existen en primer lugar? Los pelirrojos son un 1-2% de la población (y no han tenido problemas de representación ni en las historietas ni en las películas, casi siempre hay un pelirrojo en alguna parte). En Estados Unidos (por no hablar de Brasil, donde también hay problemas de representación) la gente negra es un porcentaje muchísimo más alto que eso. Diría que en este caso se cambia un bien menor por un bien bastante mayor (lo sé, Disney no está haciendo esto por la bondad de su corazón, pero a mí me importan más los resultados que la pureza de los motivos, jeje). ¡Y gracias también por el elogio a mi habilidades como dibujante! ¡Saludos!

      Eliminar
  2. ¡Hola Gissel! Concuerdo contigo de que no tienen que poner el grito en el cielo ni tirarse por un puente por este motivo. Mi sirenita es y será siempre Ariel del 89. La película no está descatalogada...y sí, quiero un fondo con ese dibujo tan bonito. Que sepas que secuestro tu imagen y le he puesto tu mención de Twitter. ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por leerme y comentar! Me pondré a pintar el dibujo, entonces :-) Y míralo de esta manera: en lugar de tener una sirenita, ¡tendremos DOS! ¡Yay! :-D Gracias por "secuestrar" la imagen también. ¡Besos!

      Eliminar
  3. ¡Hola! he llegado a tu post por una recomendación en mi blog, he escrito una entrada sobre el mismo tema, y déjame decirte que estoy en total acuerdo! Ariel ha sido desde siempre una de mis princesas favoritas, me encanta que coleccione cosas, y sea tan curiosa... creo que el remake debería rescatar eso de ella, mas ¿su apariencia física? me parece, al igual que en casi todas las películas, un detalle sin importancia. Uno se enamora de las historias, ¿no? mientras la apariencia no tenga algo que ver con la narración, no le veo ningún problema.
    saludos!<3 (y muy bello el dibujo que hiciste, ¡me encantó!

    fan queendoms

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y el comentario, y por haberte suscrito a mi blog :-) Me alegra que a ti también te parezca bien el cambio, y que te haya gustado el dibujo. Esperemos ahora que la película sea bien bonita, así los que protestan ahora tendrán que tragarse sus palabras. ¡Besos!

      Eliminar

ADVERTENCIA SOBRE LOS COMENTARIOS

Si quieres comentar algo sobre esta entrada, ¡adelante! Autorizo todos los comentarios siempre y cuando no sean a) propaganda o b) insultos. No recopilo datos sobre quienes comentan. Si te preocupa lo que el servidor de este blog pueda hacer con tus datos, lee la política de privacidad de Google y/o comenta en forma anónima (puedes usar un seudónimo como firma). Te recomiendo no poner tu dirección de correo electrónico; para algo anoté la mía en la página NO CLIQUEAR AQUÍ, en caso de que necesites contactarme en privado. ¡Besos y gracias!

POLÍTICA DE PRIVACIDAD

La autora de este blog no recopila datos sobre sus visitantes. Sin embargo, Google/Blogger, los intermediarios que figuran aquí para la venta de libros y otros productos, así como Google Analytics (que la autora emplea solamente para analizar el tráfico del blog a nivel estadístico, no para averiguar el paradero de nadie, porque a decir verdad le importa un pito dónde viva cada quién), sí pueden almacenar algunos datos en forma temporal o definitiva (esto último en caso de que alguien se haga una cuenta para comprar algo). La autora recomienda leer sus respectivas políticas de privacidad antes de usarlos. En el caso de los servicios comerciales (PayPal, Amazon, RedBubble y demás), la autora ha verificado su reputación para asegurarse de que no fastidien a nadie (en caso de que fastidien a alguien, pos vengan y avisen a fin de que la autora pueda pasar sus productos a servicios más confiables). Algunos vínculos en este blog son enlaces de afiliado que generan cookies temporales. No hay intenciones malignas detrás de eso; es para que la autora reciba la comisión correspondiente en caso de que se concrete una venta (la autora no sólo tiene que comer, sino también alimentar a su gato). Listo. Fin del texto destinado a calmar la paranoia sobre la privacidad de los datos. Ahora usen el sentido común y no pongan información sensible en lugares inadecuados (ejem-Facebook-ejem).

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada completa del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación, ¡incluyendo los dibujitos! Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción por partida doble (primero en una ventana emergente y luego haciendo clic en el vínculo que te llegará por correo electrónico). Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás cancelar tu suscripción cuando quieras, además. El servicio donde se almacenan las direcciones pertenece a Google, cuya política de privacidad puedes leer aquí.

Datos personales

Mi foto
Soy una mujer de intereses variados, incluyendo el chocolate, los dragones, la películas de superhéroes y las novelas de horror. Escribo porque no concibo la vida sin escribir.