Existe un dicho popular que me encanta: "Si no está roto, no lo arregles." Me pregunto si los programadores de Microsoft lo habr...

¡ESTÚPIDO WINDOWS 10 CHUPADATOS!

Existe un dicho popular que me encanta: "Si no está roto, no lo arregles."

Me pregunto si los programadores de Microsoft lo habrán escuchado alguna vez. Pero si lo escucharon... ¡es evidente que no les da la puñetera gana de hacerle caso!

Antes de que me pregunten a cuál inconveniente técnico de Windows me estoy refiriendo (porque suele haber muchos), empezaré diciendo que acabo de cambiar la PC. No tuve más remedio: la pobre ya estaba muy viejita y el disco duro se estaba bloqueando a menudo, ya fuera al encender la computadora o en medio de alguna tarea. Encima, el sistema operativo y varios componentes del
hardware estaban obsoletos. En fin, no me puedo quejar. La PC aguantó bastante y no me dio ningún problema durante tantos años de uso.

Por lo que estoy viendo, Windows 10 tiene algunas cosas mejores y otras peores que los sistemas operativos anteriores. En serio, no entiendo cuál era la necesidad de cambiar todo de lugar, y esconder funciones esenciales de tal manera que ahora me toma varios clics más hacer exactamente las mismas tareas. Qué ganas de romper las pelot...

En fin, decidí tomarme la cosa con calma... hasta que descubrí, de la peor manera, la mayor desventaja de Windows 10: ¡¡LAS %#$ARGH!$%#CARAJ$%! ACTUALIZACIONES FORZADAS Y VAMPIRESCAS DEL SISTEMA OPERATIVO!!

Ya había asumido que tendría que actualizar la computadora nueva. Incluso me resigné a que se chupara casi todo lo que restaba de mi plan de datos hasta fin de mes. Sin embargo, una vez actualizado el sistema operativo, había un proceso de Windows 10 que no dejaba de bajar megabytes apenas volvía a conectarme a Internet (aun a pesar de que encontré la manera de deshabilitar el servicio Windows Update). Este proceso terminó por comerse los últimos gigabytes de mi plan... y otros cuatro gigabytes adicionales (los cuales, al estar por fuera de mi plan de datos, me costaron más del doble que los gigabytes de mi plan de datos).

A estas alturas comenzaba a sentirme así con respecto a Windows 10:

¡¡MUERE, WINDOWS 10, MUEREEEEEEEEEEE!!

Encendí mi agonizante computadora vieja a fin de averiguar qué cuernos estaba pasando. Vamos, que entiendo la necesidad de mantener actualizado el sistema operativo, pero esto ya era DEMASIADO.

Me enteré así de que no era la única persona que estaba teniendo este problema... y de que no era fácil de solucionar.

Primera maniobra que no me sirvió: establecer mi conexión como limitada. El botoncito para hacer eso simplemente no figura en mi versión de Windows.

Segunda maniobra que no me sirvió: deshabilitar cualquier otra cosa relacionada a la actualización de Windows, incluyendo el orquestador de actualizaciones, el servicio de transferencia inteligente en segundo plano (BITS) y el servicio facilitador de actualizaciones de Windows 10.

Y entonces... ¡por fin encontré una solución para el problema! Estaba en una de las respuestas en Quora. (Amo Quora. Es como un paraíso donde los cerebritos podemos contestar dudas de la gente y esa gente ESCUCHA. También es un paraíso donde los cerebritos podemos aprender cosas de otros cerebritos.)

Nombre de la solución: NETLIMITER 4 PRO.

¿Qué hace este programita? Pues resulta que detecta cuáles aplicaciones están conectadas a Internet, muestra su consumo de datos y permite limitar dicho consumo de datos o incluso bloquearlo.


¡Santo remedio! Busqué en la lista el proceso de Windows que estaba chupando datos a lo loco, establecí una regla para bloquearlo y fue como ponerle una pinza hemostática a una hemorragia arterial.

El programa no es gratuito pero tampoco es caro, ¡y definitivamente vale cada dólar, por el ahorro que representa! Vamos, que no me molesta actualizar Windows 10 cada tanto, ¡pero no voy a permitir que Microsoft me robe los gigabytes que necesito para trabajar, entrar a mis redes sociales y ver algún vídeo en YouTube de vez en cuando!

¡Que te den, Microsoft! [Insertar gesto poco apropiado para una dama.]

G. E.

EDITADO EL 25/10/2018 PARA AÑADIR:

Increíblemente, el proceso svchost.exe de Windows 10 consiguió superar el bloqueo de NetLimiter, desactivando la regla de bloqueo sin mi permiso o largándome una "pantalla azul de la muerte" cada vez que volvía a establecer dicha regla (aunque fuera para limitar el tráfico, sin bloquearlo del todo). Llegué a creer que era un problema con la tarjeta de red, de modo que usé una vez más mi agonizante computadora vieja para conseguir la versión más nueva del controlador (esto no sirvió de nada, obviamente, dado que el problema no era la tarjeta de red).

Al final decidí cortar por lo sano y pasarme a Linux Mint.

¡Adiós, Windows 10! ¡No fue un placer conocerte! (Y ojalá pudiera cobrar a Microsoft el dinero que perdí entre la factura de Internet y la licencia de NetLimiter. Insertar una vez más un gesto poco apropiado para una dama.)

G. E.

Artículo relacionado: DE WINDOWS 10 A LINUS MINT.

¿Buscas más entretenimiento? Haz clic AQUÍ para echar un vistazo a mis libros. ¡Cada compra me permite seguir trabajando para ti! ¡Gracias!

8 comentarios:

  1. Te doy toda la razón, para que modificar lo que anda bien. Y sobre todo por algo molesto. Es algo que blogger también insiste en desconocer.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja ja! Buen punto lo de Blogger también. Y sumo Facebook. Gracias por la visita y el comentario :-)

      Eliminar
  2. Vaya con las "ventanas 10"...habrá que ir cerrando algunas para que no roben.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues para eso instalé NetLimiter. Por lo que Windows 10 me chupó de datos fuera de mi plan, tendré que pagar un sobrecargo de 25 euros este mes, cuando llegue la cuenta del teléfono. ¡¡VAYA ROBO!! Gracias por el comentario :-)

      Eliminar
  3. Hola Gissel!
    Pues yo uso windows 10 pero claro yo no tengo plan de datos, mi tarifa no se paga según consumo sino que yo digo la velocidad simplemente, es decir puedo poner que solo tenga 10 gigas, 30,50 no me llega más que eso pero obviamente no tengo limites.
    Así que supongo que por eso ese problema no me molesta porque el problema va para mi distribuidos porque supongo que aunque yo chupe mucho sera el gasto para ellos yo sigo pagando la misma cuota todos los meses 30,58 a no ser que mis padres llamen sin querer a un teléfono no gratuito, que me lo hacen a veces, y puede tal vez subir a 31,60 o así vamos a lo que tarden en colgar.
    Mil besos pero es algo bastante interesante e instructivo.
    besis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y el comentario. Sí, es evidente que esto no va a molestar a quienes tengan una tarifa plana sin límite de datos, pero para quienes tenemos un límite de datos... es MORTAL :-D ¡Saludos!

      Eliminar
  4. MARAVILLOSO!!!

    Has retratado mis sentimientos punto por punto. La otra maldita cochinada de windows es desactivar el wifi dizque peste ahorrar energía. No hay manera de volver a activarlo, excepto reiniciar el computador. O parp que esto no pase puedes colocar el computador en máximo consumo de energía, para que no hiberne nunca y en esto termina el genial plan de microsoft para ahorrar energía...

    Alguien en microsoft odia realmente a los usuarios. Gracias por tus excelentes posts...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado el artículo, y lamento de verdad que Windows 10 te esté fastidiando a ti también. Yo estoy feliz de haberme librado de esa porquería de sistema operativo. En serio, no sé qué les pasa a los de Microsoft. Los foros están LLENOS de quejas sobre problemas, y parece que no dan bola. Vergonzoso, la verdad. En fin, saludos y gracias por comentar :-)

      Eliminar

Ir arriba