INCOMPATIBLES - Ella quería conquistar al cerebrito de la clase. Él estaba determinado a ignorarla... hasta que descubrió su secreto. UNA RELACIÓN PERFECTA - Historias románticas contemporáneas con un poco de arte en cada una. BESO ROBADO - Lina conoce a dos bailarines de ballet: uno que le gusta... y otro que hará de todo para conquistarla. LOBO DE LUNA - La amistad inquebrantable entre una criatura del bosque y un lobo de otro mundo. EL REY Y EL PÁJARO BLANCO - Había una vez un joven rey y un ave blanca con un secreto extraordinario. CORAZÓN DE VERANO - Una niña elfa invernal le compra a un mercader algo que cambia todo su mundo: un hada del verano. RELATOS DE AMOR Y SANGRE - A menudo el amor sale terriblemente mal... AMOR SANGRIENTO - Él está muriendo de un cáncer terminal. Ella tiene un secreto escalofriante. OSCURA SALVACIÓN - Historias sobre amor y salvación... plagadas de horror y oscuridad. Haz clic en las portadas para leer las muestras gratuitas. Ve a la página SOBRE MIS LIBROS para ver todo mi catálogo. ¡Gracias por apoyarme!

9 de octubre de 2017

EL LADO OSCURO DEL EMPODERAMIENTO FEMENINO

Antes que nada, aclaro: éste NO es un artículo antifeminista. El feminismo es bueno y necesario, y me encanta que las mujeres alrededor del mundo estemos tomando conciencia de todo lo que somos capaces de hacer, que es mucho.

Peeeeeeero... he empezado a ver que todo esto de la igualdad y el empoderamiento tiene un lado malo del que deberíamos estar conscientes, a fin de no caer en una depresión o en comportamientos autodestructivos.

La cuestión es ésta: NOS ESTAMOS PONIENDO DEMASIADA PRESIÓN. De hecho, nos estamos poniendo MÁS presión que la que sufrían los hombres cuando, por esa cuestión de los roles de género tradicionales, eran los únicos proveedores de su familia.

Sí, las mujeres podemos hacer más de lo que se nos ha hecho creer a lo largo de la historia. Pero no podemos hacerlo TODO, simplemente porque NADIE puede hacerlo todo.

Las mujeres NO somos la Mujer Maravilla. No somos como las protagonistas de las novelas modernas consideradas feministas: guerreras invencibles, seguras de sí mismas, hábiles en tropecientas cosas, capaces de superar situaciones horribles sin quedar traumatizadas de por vida.

En serio, ¿cuántas de nosotras realmente nos despertamos a la mañana con la sensación de "allá voy, mundo, y pobre de quien trate de detenerme"? La mayoría de las veces yo más bien me siento como Bridget Jones (y meto la pata tan a menudo como ella, además).

Y sin embargo, a fin de conseguir la dichosa igualdad, ya no nos estamos permitiendo admitir defectos, debilidades o inseguridades. O pasa esto otro: mujeres que se ven obligadas a defenderse de críticas por confesar que tienen problemas de ansiedad/depresión o trastornos alimenticios, como si los mismos fueran inaceptables. El "tú puedes, mujer" termina resultando contraproducente, PORQUE A MENUDO PASA QUE UNA SIMPLEMENTE NO PUEDE. En los sistemas patriarcales, la vulnerabilidad en los hombres está tan mal vista que ellos se callan cuando están agobiados, se deprimen... y se suicidan. Estuve leyendo al respecto, y parece que las tasas de alcoholismo están aumentando en las mujeres más o menos por la misma razón.

¿Será también por eso que han tenido tanto éxito libros como 50 sombras de Grey? ¿Porque sirven para vivir por un rato la fantasía de dejar a otro las decisiones, preocupaciones y responsabilidades, como en un cuento de hadas moderno? En la vida real, por desgracia, una no puede ceder el control sin correr el riesgo de caer en una relación abusiva. ¡Menudo dilema!

Más cosas que pasan en la vida real: las mujeres con carrera e hijos sufren un estrés brutal y abandono por parte de sus maridos; las mujeres solteras con carrera se sienten menospreciadas o culpables por no tener familia; las mujeres que se quedan en casa a cuidar los hijos se sienten menospreciadas o culpables por no tener una carrera; y las mujeres que sufren trastornos nerviosos o traumas por situaciones pasadas se sienten menospreciadas o culpables por no poder superar todo eso. Oigan, ¿no se suponía que la igualdad nos haría libres y felices?

Creo que hay que dejar la culpa y la ansiedad de lado y empezar a pedir ayuda cuando hace falta. Por no hablar de DAR AYUDA en lugar de discursos motivacionales contraproducentes. Ya me he cansado de ver en Twitter esa frasecita de "no existen los problemas sino tu forma de verlos". ¿En serio? ¿O sea que si una persona no puede curarse de una depresión o superar un trauma ES SU CULPA, porque está viendo el problema "en forma equivocada"? [Gissel interrumpe la escritura un momento para golpear su cabeza contra el teclado.]

Mucha gente tampoco entiende cuán difícil es para una mujer salirse de una relación de pareja abusiva. Hay daño psicológico de por medio, o vulnerabilidad económica, o incluso amenazas. En lugar de decir a una mujer maltratada "no te dejes pegar" (como si fuera algo que ella consiente, y por lo tanto su responsabilidad), mejor sería ayudarla a escapar de su pareja, con asistencia policial de por medio (o la asistencia de alguna organización para mujeres maltratadas, porque no es raro que la policía maneje mal tales casos).

O sea, el empoderamiento femenino ES algo bueno... pero no debemos permitir que se convierta en una tiranía aplastante, igual que el machismo. Tener problemas que una no puede manejar es totalmente HUMANO. Está bien admitir que una se siente desbordada, está bien pedir ayuda, y una no tiene por qué sentirse culpable por no ser la Mujer Maravilla, dado que la Mujer Maravilla es un personaje de ficción. Y si vemos a una mujer que no puede con todo, en lugar de largarle un "esfuérzate más, que tú puedes" podríamos decirle "te ves agobiada, dime en qué puedo ayudarte".


¡Hagamos como las elefantas, que corren a sacar a sus compañeras del fango en lugar de menospreciarlas por no poder salirse solas!

G. E.

¿Buscas más entretenimiento? Haz clic AQUÍ para echar un vistazo a mis libros. ¡Cada compra me permite seguir escribiendo! ¡Gracias!
-----

Si te gustó este artículo, ¡compártelo en tus redes sociales! ¡Gracias!

4 comentarios:

  1. Me quedó eso de que no existen los problemas, sino la forma de verlos. Y los problemas existen, a veces son tan dificiles, que se necesita ayuda para resolverlos.
    Interesantes tus planteos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que existen los problemas, y hay unos cuantos muy gordos, además. Cáncer. Perder el empleo y no poder encontrar otro. Que uno de tus hijos empiece a drogarse. Son situaciones devastadoras, y que en tales casos te vengan con la chorrada del "pensamiento positivo" hace más mal que bien. Gracias por leer y comentar. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Me ha gustado mucho la entrada y saber tu opinión. Tal vez, una amiga que es feminista, te diera contra la pared ( esa es la sensación que me da ajaja); por mi parte, la verdad es que no me lo considero y es que si, uno debe saber de ese tipo de temas para corregir a los demás, uno mismo y aprender.

    Lo que dices es muy cierto aunque no había caído en ello ( ha de ser por lo que te he dicho que no ando mucho en ese mundo) la que si me ha estado hablando de ese tema, es mi amiga, y (se podría decir que discutimos) debido a un comentario que hice sobre la peli 'desde mi cielo' y me lanzo miles de bombas xD.
    No sabía que se había llegado a ese extremo, pero tal vez sea por las injusticias que se ha venido presentando. Uno se cansa, pero como dices: nadie es perfecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes que nada, ¡gracias por la visita y el comentario! En cuanto al artículo, depende de con quién te topes. Hay feministas más fervorosas que otras. Sin embargo, como puse al principio, el problema que veo no es el feminismo en sí, sino el PERFECCIONISMO. La cultura machista nos presionaba para ser perfectas, y no podemos dejar que el feminismo haga eso también, aunque hay feministas que sí dicen a otras mujeres que se acepten tal como son, con defectos y todo. ¿Cuál fue el comentario que hiciste sobre la película Desde mi cielo, por cierto?

      Eliminar

ADVERTENCIA SOBRE LOS COMENTARIOS

Si quieres comentar algo sobre esta entrada, ¡adelante! Autorizo todos los comentarios siempre y cuando no sean a) propaganda o b) insultos. No recopilo datos sobre quienes comentan. Si te preocupa lo que el servidor de este blog pueda hacer con tus datos, lee la política de privacidad de Google y/o comenta en forma anónima (puedes usar un seudónimo como firma). Te recomiendo no poner tu dirección de correo electrónico; para algo anoté la mía en la página NO CLIQUEAR AQUÍ, en caso de que necesites contactarme en privado. ¡Besos y gracias!

POLÍTICA DE PRIVACIDAD

La autora de este blog no recopila datos sobre sus visitantes. Sin embargo, Google/Blogger, los intermediarios que figuran aquí para la venta de libros y otros productos, así como Google Analytics (que la autora emplea solamente para analizar el tráfico del blog a nivel estadístico, no para averiguar el paradero de nadie, porque a decir verdad le importa un pito dónde viva cada quién), sí pueden almacenar algunos datos en forma temporal o definitiva (esto último en caso de que alguien se haga una cuenta para comprar algo). La autora recomienda leer sus respectivas políticas de privacidad antes de usarlos. En el caso de los servicios comerciales (PayPal, Amazon, RedBubble y demás), la autora ha verificado su reputación para asegurarse de que no fastidien a nadie (en caso de que fastidien a alguien, pos vengan y avisen a fin de que la autora pueda pasar sus productos a servicios más confiables). Algunos vínculos en este blog son enlaces de afiliado que generan cookies temporales. No hay intenciones malignas detrás de eso; es para que la autora reciba la comisión correspondiente en caso de que se concrete una venta (la autora no sólo tiene que comer, sino también alimentar a su gato). Listo. Fin del texto destinado a calmar la paranoia sobre la privacidad de los datos. Ahora usen el sentido común y no pongan información sensible en lugares inadecuados (ejem-Facebook-ejem).

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada completa del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación, ¡incluyendo los dibujitos! Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción por partida doble (primero en una ventana emergente y luego haciendo clic en el vínculo que te llegará por correo electrónico). Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás cancelar tu suscripción cuando quieras, además. El servicio donde se almacenan las direcciones pertenece a Google, cuya política de privacidad puedes leer aquí.

Datos personales

Mi foto
Soy una mujer de intereses variados, incluyendo el chocolate, los dragones, la películas de superhéroes y las novelas de horror. Escribo porque no concibo la vida sin escribir.