Hace un tiempito hubo una controversia por una entrevista a una autora española de literatura fantástica. Le preguntaron por qué no incluía ...

SOBRE LA REPRESENTACIÓN LITERARIA LGTBIQ

Hace un tiempito hubo una controversia por una entrevista a una autora española de literatura fantástica. Le preguntaron por qué no incluía más personajes LGTBIQ en sus libros, y ella respondió algo así como que los pondría según lo requiriera la historia, no por obligación.

Mucha gente se ofendió por interpretar que la autora está en contra de la representación literaria de la comunidad LGTBIQ. Yo sí entendí lo que estaba tratando de decir, básicamente porque, como escritora, estoy en la misma situación que ella; o sea, viendo el tema DESDE FUERA.

Es fácil escribir sobre dragones, ogros, elfos, robots, alienígenas e incluso asesinos seriales. No son colectivos oprimidos que estén luchando para conseguir la igualdad de derechos, de modo que los escritores podemos representarlos/incluirlos como/cuando nos dé la regalada gana. Pero cuando se trata de personas reales que sufren algún tipo de discriminación... bueno, la cosa cambia bastante.

Mi círculo de amigos escritores es bastante grande, y diría que, en general, nuestro grado de empatía es alto. NOS IMPORTAN LOS DERECHOS DE LOS COLECTIVOS OPRIMIDOS, sean los que sean (incluyéndonos, porque los escritores somos un gremio crónicamente mal pagado). Por lo tanto, muchos estamos haciendo un esfuerzo consciente y voluntario para contribuir a la igualdad. PERO QUEREMOS HACERLO BIEN.

¿A qué me refiero con "bien"? Básicamente a dos aspectos del asunto, al menos como yo lo veo:

1) Más que la representación, yo creo que estamos buscando la NORMALIZACIÓN. O sea, incluir personajes LGTBIQ en nuestros libros hasta que el público general ya no reaccione negativamente ante su presencia, como debería ocurrir en la vida real. ¿Pueden creer que algunos servicios de publicación TODAVÍA están censurando u ocultando libros con romances homosexuales, por ejemplo? ¿Y que hay gente que, al mirar una serie con personajes LGTBIQ, salta a decir que existe una "agenda gay" cuyo propósito es adoctrinar a los niños? Es ridículo que esto pase hoy en día, como si el colectivo LGTBIQ estuviera compuesto por criaturas alienígenas con planes de dominación mundial en lugar de seres humanos inofensivos que simplemente se salen del promedio estadístico.

2) Queremos desarrollar BUENOS personajes LGTBIQ, como lo intentaríamos con cualquier otro tipo de personaje. Me refiero a que no sean planos como siluetas de cartón y que no caigan en estereotipos ofensivos. Esto es fácil en caso de que la novela transcurra en una sociedad ficticia donde la orientación sexual y la identidad de género no tienen importancia, pero cuando es una historia basada en la vida real, donde todavía NO se ha logrado la igualdad, tanto la orientación sexual como la identidad de género demandan ciertos conflictos narrativos por cuestiones de credibilidad. No es obligatorio que una novela gire alrededor de tales conflictos, obviamente, pero los mismos sí pueden condicionar determinadas actitudes de los personajes LGTBIQ y/o de quienes los rodean. Y claro, si el autor NO pertenece al colectivo LGTBIQ, entonces tendrá que informarse un poquito para contar adecuadamente esas situaciones.

Es por todo lo anterior que necesitamos mejorar la COMUNICACIÓN entre los autores que no pertenecemos al colectivo LGTBIQ y el colectivo LGTBIQ. A los escritores nos hace falta información sobre los diferentes tipos de discriminación, los estereotipos dañinos, incluso los detalles de los tratamientos para la reasignación de género. TODO SIRVE. En serio, gente, no tengan miedo de hablar con los autores, de explicarnos cosas y de corregirnos cuando haga falta. A lo largo de mi vida he tenido varias amistades o contactos de Facebook/Twitter homosexuales o bisexuales, y a menudo han tardado meses en contarme que no son heterosexuales, como si fuera un secreto que no se puede revelar hasta haber conocido bien a la otra persona. Mucho menos me han contado sus problemas particulares, aunque ahora, por suerte, estoy conociendo gente en Twitter que sí lo hace. Y menos mal, porque hay formas de discriminación e insultos que ni siquiera me habrían pasado por la cabeza, dado que yo no discrimino a nadie por su orientación sexual ni identidad de género (tampoco por su color de piel o religión, siempre y cuando esta última no pisotee derechos ajenos).

Los autores escribimos sobre lo que sabemos. No necesariamente por experiencia propia, claro. Entonces, cuanto más sepamos, más podremos escribir sobre determinados temas y más personajes LGTBIQ podremos incluir en nuestras historias, ya sea en forma casual/secundaria (sin peso en la trama) o como protagonistas.

Esto. Porque a ningún grupo humano de bien se le debería negar un espacio en la literatura. Y mucho menos en la vida

Y esperemos que llegue el día en que quienes se sientan como bichos raros sean los que discriminan :-)

G. E.

¿Buscas más entretenimiento? Haz clic AQUÍ para echar un vistazo a mis libros. ¡Cada compra me permite seguir escribiendo! ¡Gracias!

2 comentarios:

  1. Bien planteado. Me parece absurdo pretender que un autor ponga personajes, no por el argumento, sino para agradar a una buena idea. Cuando se hace algo como lo que pretenden sale algo falso.
    Está muy claro que los mutantes de Marvel representan a los grupos discriminados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no tiene sentido poner personajes del tipo que sea para llenar cuotas. Hay que trabajar en la normalización, pero hay que hacerlo BIEN. ¡Saludos!

      Eliminar

Ir arriba