Después de mi aventura cósmica de fin de año , tuve que enfrentar la dura tarea de dar la cara a un 2017 cargado de incertidumbre. Hay mucha...

HOLA, 2017

Después de mi aventura cósmica de fin de año, tuve que enfrentar la dura tarea de dar la cara a un 2017 cargado de incertidumbre. Hay muchas cosas por las cuales preocuparse: el terrorismo, la presidencia de Trump, el calentamiento global, la gente tonta que se sigue reproduciendo, los sistemas educativos que no mejoran, etc. etc.

Quiero que el 2017 sea adorable como Sofía Vergara. ¿Han visto esa propaganda de champú donde ella dice "tu pelo puede tenerlo TODO"? Bueno, pues sería genial que dijera "tu año puede tenerlo TODO", así, con ese tonito sensual que sólo promete cosas buenas. Ahora mismo, me preocupa mirar al 2017 y que se me aparezca la cara del payaso de It. O la de Trump. O peor: la de Trump disfrazado del payaso de It. Brrrrrrrrrrrrr.

En fin, como no puedo controlar la situación internacional o la de mi propio y decadente país, aquí va mi lista de cosas en las que sí puedo trabajar a fin de mejorarlas:

1) Las paredes de mi casa que fueron arruinadas por una tubería de los vecinos.
2) Las ventas de mis libros, que se fueron al carajo por la falla de Kindle Unlimited en Amazon.
3) El tráfico de este blog, que ha venido creciendo bien pero que necesita crecer aún más como para que compense el esfuerzo invertido.

Cosas que sí van bien en mi vida:

1) La salud (mi última gripe fue en 2007, y desde entonces no he pillado más que algún resfriado esporádico).
2) Mis relaciones sociales.
3) Sigo teniendo un techo sobre mi cabeza y comida todos los días.

Sin embargo, necesito unas vacaciones. ¿Recuerdan lo que pasó durante el sexto cumpleaños de mi dragón? O sea, ¿la cuestión del mapa que dibujaron los dragoncitos de fuego? Pues bien, apenas mi Donaldito volvió a casa tras finalizar su jornada de trabajo en el aeropuerto, hice mi maleta, le mostré el mapa y le dije:

—¿Qué tal si nos vamos de paseo? Tenemos un montón de crucecitas que investigar.

Obviamente, a mi dragón le encantó la idea. Subí a su lomo, los dos nos despedimos de Cuernito, y levantamos vuelo con destino a... ¡Inglaterra!


Estén pendientes porque esto se va a poner emocionante.

G. E.

Artículo relacionado: EL DRAGÓN BRITÁNICO Y LOS LEPRECHAUNS.

¿Buscas más entretenimiento? Haz clic AQUÍ para echar un vistazo a mis libros. ¡Cada compra me permite seguir escribiendo! ¡Gracias!

2 comentarios:

  1. JA JA JA JA... morí con esta frase
    "la gente tonta que se sigue reproduciendo"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que son un peligro, colega. ¿No has visto la película Idiocracia? :-D

      Eliminar

Ir arriba