INCOMPATIBLES - Ella quería conquistar al cerebrito de la clase. Él estaba determinado a ignorarla... hasta que descubrió su secreto. UNA RELACIÓN PERFECTA - Historias románticas contemporáneas con un poco de arte en cada una. BESO ROBADO - Lina conoce a dos bailarines de ballet: uno que le gusta... y otro que hará de todo para conquistarla. LOBO DE LUNA - La amistad inquebrantable entre una criatura del bosque y un lobo de otro mundo. EL REY Y EL PÁJARO BLANCO - Había una vez un joven rey y un ave blanca con un secreto extraordinario. CORAZÓN DE VERANO - Una niña elfa invernal le compra a un mercader algo que cambia todo su mundo: un hada del verano. RELATOS DE AMOR Y SANGRE - A menudo el amor sale terriblemente mal... AMOR SANGRIENTO - Él está muriendo de un cáncer terminal. Ella tiene un secreto escalofriante. OSCURA SALVACIÓN - Historias sobre amor y salvación... plagadas de horror y oscuridad. Haz clic en las portadas para leer las muestras gratuitas. Ve a la página SOBRE MIS LIBROS para ver todo mi catálogo. ¡Gracias por apoyarme!

25 de diciembre de 2013

¡MUERE, NAVIDAD, MUEREEEEE!

¿Recuerdan mi intento de sabotaje de la Navidad pasada? Este año, por suerte, no hizo tanto calor, pero de todas maneras no me entraron ganas de sabotear las navidades ajenas.

Caí en cuenta entonces de que jamás había armado un arbolito de Navidad. Supongo que es algo que debe hacerse al menos una vez en la vida, como andar en bicicleta, viajar en avión o bailar con un hombre guapo. O sea, mi Donaldito y yo pusimos manos a la obra y armamos un arbolito súper chulo, con esas bolas brillantes y escarcha artificial. Mientras tanto, puse esos CDs de música navideña que sólo puedo escuchar una vez al año, pensando que al menos daba para bailar con el que tiene canciones de Louis Armstrong. (Bailar frente al ventilador o el aire acondicionado, por supuesto, debido al maldito calor.)


Casi al final de la Nochebuena, Papá Noel asomó por una de mis ventanas para saludar. Le devolví el saludo. Pero pasada la medianoche...

Ah, lo siento, es que nunca tendré espíritu navideño. Lo mío es el Halloween. Arranqué una de las bolas del arbolito y se la arrojé a mi dragón. Donald hizo lo mismo, y así nos enfrascamos en una pelea de adornos navideños que dejó pedacitos de plástico roto desperdigados por todo el piso y las alfombras. Todavía en mi ventana, Papá Noel puso cara de desilusión y se alejó meneando la cabeza en un gesto negativo. Y yo le dije a mi dragón:

Dracarys, Donaldito.

Donald tomó aire y expulsó una hermosa llamarada directo al despojado arbolito de Navidad, que ardió alegremente hasta quedar hecho cenizas.

¡¡Muajajajajojojojo!!

Y puestos ya en el espíritu antinavideño, escribí un cuento de horror que pueden leer aquí. Y me da que haré esto desde ahora en adelante, igual que en el dichoso Día de San Valentín, que tampoco soporto.

Es que una no está para festividades ñoñas.

G. E.

PD: Como este blog es ficción, aclararé que en realidad no quemamos el arbolito de Navidad, en primer lugar porque hacía calor y en segundo lugar porque existía el riesgo de incendiar la casa. Además, no tengo nada en contra de los árboles, pobrecitos. Producen oxígeno.
-----

Si te gustó este artículo, ¡compártelo en tus redes sociales! ¡Gracias!

2 comentarios:

  1. Qué risa! Eres malvada y encantadora a la vez. Me ha gustado eso de la pelea con los lanzamientos de bolas navideñas delante de Papá Noel. Un abrazo y feliz año!
    Ya estoy esperando la entrada de San Valentín...cuando veas a cupido le haces tragar un kilo de piedras del cañón del Colorado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año para ti también, majete :-) Me alegra que te hayan gustado mis aventuras anti-navideñas.
      Uh, tienes razón sobre San Valentín. ¡Ya puedo ir pensando qué escribiré para esa fecha! (Gracias.)
      ¡Besos!

      Eliminar

ADVERTENCIA SOBRE LOS COMENTARIOS

Si quieres comentar algo sobre esta entrada, ¡adelante! Autorizo todos los comentarios siempre y cuando no sean a) propaganda o b) insultos. No recopilo datos sobre quienes comentan. Si te preocupa lo que el servidor de este blog pueda hacer con tus datos, lee la política de privacidad de Google y/o comenta en forma anónima (puedes usar un seudónimo como firma). Te recomiendo no poner tu dirección de correo electrónico; para algo anoté la mía en la página NO CLIQUEAR AQUÍ, en caso de que necesites contactarme en privado. ¡Besos y gracias!

POLÍTICA DE PRIVACIDAD

La autora de este blog no recopila datos sobre sus visitantes. Sin embargo, Google/Blogger, los intermediarios que figuran aquí para la venta de libros y otros productos, así como Google Analytics (que la autora emplea solamente para analizar el tráfico del blog a nivel estadístico, no para averiguar el paradero de nadie, porque a decir verdad le importa un pito dónde viva cada quién), sí pueden almacenar algunos datos en forma temporal o definitiva (esto último en caso de que alguien se haga una cuenta para comprar algo). La autora recomienda leer sus respectivas políticas de privacidad antes de usarlos. En el caso de los servicios comerciales (PayPal, Amazon, RedBubble y demás), la autora ha verificado su reputación para asegurarse de que no fastidien a nadie (en caso de que fastidien a alguien, pos vengan y avisen a fin de que la autora pueda pasar sus productos a servicios más confiables). Algunos vínculos en este blog son enlaces de afiliado que generan cookies temporales. No hay intenciones malignas detrás de eso; es para que la autora reciba la comisión correspondiente en caso de que se concrete una venta (la autora no sólo tiene que comer, sino también alimentar a su gato). Listo. Fin del texto destinado a calmar la paranoia sobre la privacidad de los datos. Ahora usen el sentido común y no pongan información sensible en lugares inadecuados (ejem-Facebook-ejem).

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada completa del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación, ¡incluyendo los dibujitos! Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción por partida doble (primero en una ventana emergente y luego haciendo clic en el vínculo que te llegará por correo electrónico). Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás cancelar tu suscripción cuando quieras, además. El servicio donde se almacenan las direcciones pertenece a Google, cuya política de privacidad puedes leer aquí.

Datos personales

Mi foto
Soy una mujer de intereses variados, incluyendo el chocolate, los dragones, la películas de superhéroes y las novelas de horror. Escribo porque no concibo la vida sin escribir.