Queridos humanos que viven en mí: Les escribo esta carta porque he notado ciertos conflictos en nuestra breve relación de 200.000 años....

CARTA ABIERTA DEL PLANETA TIERRA

Queridos humanos que viven en mí:


Les escribo esta carta porque he notado ciertos conflictos en nuestra breve relación de 200.000 años. Al principio íbamos bien: ustedes cazaban y recolectaban, luego empezaron con las prácticas de agricultura orgánica, y todos felices.

Desde hace unos 300 años, sin embargo, las cosas han empezado a deteriorarse, y pienso que ya es hora de ponernos serios al respecto por el bien de todos.

Entiendo que fuera necesaria la revolución industrial. Ustedes tienen una capacidad intelectual que amerita mejores condiciones de vida, para poder desarrollar todo su potencial. También era importante que mejoraran la atención médica, para disminuir la mortalidad infantil.

Peeeeeero...

De verdad, gente, ¿7.000 millones de habitantes y aumentando? No estaría mal si no fuera porque a) mi superficie terrestre sigue siendo limitada y b) hay otras especies en el planeta que también requieren espacio, y muchas de ellas se están extinguiendo. No sé si lo saben, además, pero ustedes ya están consumiendo recursos a mayor velocidad de la que los puedo reponer.

Nota: no estoy insinuando que se maten entre ustedes. ¡Las guerras son crueles y antiecológicas! Pero bueno... ejem... ¿qué tal revertir un poquito ese crecimiento demográfico, y al mismo tiempo buscar prácticas de vida sustentables? ¿Sí? (Y no es que me preocupe tanto por mi propio estado de salud. He sobrevivido a varias glaciaciones y al meteorito que extinguió a los dinosaurios. Aun así, no me hace gracia estar todo sucio y lleno de habitantes que no respetan mis ecosistemas.)

Recuerden que tengo muchas cosas bellas para ofrecer: praderas, bosques, selvas, montañas, incluso los desiertos; mares azules con delfines, fantásticos tiburones y ballenas de todas clases.


(Por cierto, queridos japoneses: dejen de comerse a las ballenas. Ya no quedan muchas y ustedes pueden comer otras cosas. Y para los chinos: esa práctica de cortar las aletas de los tiburones es espantosa. Abandónenla.)

Y sí, entiendo que el plástico es cómodo y todo eso, ¡pero ustedes ya han creado suficiente plástico como para envolverme en él 6 veces! Y el plástico no se degrada. Ya hay todo un continente de basura plástica en el océano... (De verdad, qué asco. Por no hablar de los basurales en los continentes. Y si encima exponen a los niños a esa basura tóxica... mal hecho, mal hecho. Deberían cuidar mejor de sus crías, como hacen las gatas o los pingüinos emperadores.)

En fin, es todo por ahora. Espero que reconsideren para que en el futuro podamos llevarnos un poquito mejor. Al fin y al cabo, ¡ustedes viven en mí, y hay que cuidar el lugar donde uno vive!

¡Abrazo de grupo!


Atentamente,

El planeta Tierra (por cortesía de Gissel Escudero)

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. El planeta no quiere disculpas, el planeta quiere ¡que dejemos de contaminar! :-P Gracias por el comentario :-)

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. El planeta agradece, aunque esto ya surge por puro sentido común... :-P ¡Besos!

      Eliminar

Ir arriba